top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaria Paulina Bayona

Sonríe

Si lo tuyo no es sonreír, déjame que te cuente algunas cosas que te dirán si merece que hagas algunos cambios en tu forma de relacionarte contigo mismo y con los demás.

Comenzare primero que todo hablando de los tipos de personas y de lo que significa para algunos sonreír:


Hay personas que por su temperamento son serias y no se sienten cómodas, ni sonriendo, ni riéndose, ni mucho menos celebrando las cosas a plena carcajada. Igualmente hay otras para quienes vivir sin sonreír sería terrible. No solo se trata de temperamento, también del ambiente en donde has crecido y te has desarrollado. ¿Te enseñaron a reírte? Empieza a evocar como eran tus padres y por ahí sigue adelante en tu reflexión.


Para algunas personas reírse es sinónimo de burla y para otras, la burla es su manera de relacionarse con los demás. También existe quienes creen que reírse en espacios profesionales esta fuera de tono, y hay otras donde si su ambiente de trabajo no promueve el humor, no les interesa. ¿Qué te dijeron sobre reírte con / y de los demás? Piensa en los mandatos que sobre la risa traes en tu mente inconsciente.


Como ven, algo tan básico la risa esta rodeada de muchos factores que la favorecen o no, en tu vida y en tu modo de relacionarte con los demás.


Dicho lo anterior, ahora paso a ver lo que he aprendido sobre la risa, haciendo énfasis en el ambiente organizacional:


1. Sonreír es el saludo mas poderoso y si lo continuas con el nombre de la persona, se hace más poderoso aun porque una sonrisa, inmediatamente provoca en la otra persona el mismo efecto, es decir otra sonrisa. Te invito a que leas el libro de Como ganar amigos e incluir sobre las demás personas y lo sabrás con muchos más datos y ejemplos.


2. Piensa que nadie trabaja bien con quien no se siente cómodo. Y una sonrisa verdadera es el inicio de una buena conversación. No es vivir en “modo payaso”, es vivir enfocado en crear relaciones donde la confianza sea el hilo rector, en los buenos momentos y en los malos momentos. Una sonrisa en momentos claves de una conversación difícil, ayuda a crear empatía.


3. En materia de trabajo, no hay nada que no tenga una solución. Por eso, por difícil que sea la situación, a veces reírse del error que uno cometió, es sinónimo de madurez personal. Cuando te puedes reír de ti mismo/misma, de una manera sana y sacar el aprendizaje que te dejó la situación, significa que te haces cada vez un/una adulto/adulta con madurez emocional.


4. Hay que celebrar. Los equipos de alto desempeño, de hecho, lo tienen como una práctica. Y ¿Cuándo se ha visto que se celebra con la seriedad de por medio? Los equipos deben ser capaces de reír juntos, eso une y crea calidez y cercanía. La alegría es una emoción que vale la pena fomentar cuando se quiere provocar resultados fuera de lo común.


5. En nuestro inconsciente colectivo vive un Bufón/Bufona que te regula el drama que le pones a la vida. Su lado oscuro es el humor negro, la burla y el no ser capaz de tomar la vida en serio, sino como una comedia. Su lado luminoso es saber que a veces las situaciones son amenas y otras veces difíciles y que vivir sin drama sino empoderado/a de las soluciones con la sonrisa que le dice a tu cerebro, aquí estoy listo/lista para lo que venga, es ganador.


Cómo vez, hay mucho jugo que sacarle a la risa como compañera de vida y de trabajo. Y como decía esa famosa sección de la Revista Selecciones: la risa, remedio infalible.


Sonríe







3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page