top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaria Paulina Bayona

¿Razón o Intuición?

¿RAZÓN O INTUICIÓN?


Después de batallar por años tratando de entender cómo es esta ecuación entre la lógica y la intuición y de querer ser más intuitiva, cuando navegaba como “pez en el agua” en ser racional, entendí que no hay que ser ni lo uno, ni lo otro. Al final he comprendido que son dos maneras de ver la vida y que cada una es la adecuada según el momento que se vive y lo que se experimenta.


Sin embargo, esta conclusión no se debería leer tan simple como se ve, ya que detrás de ella, existen varios puntos que son los que, en mi opinión, conectan y facilitan que fluir entre la lógica y la intuición, sea un hecho: tú autoconocimiento de en cuál de las dos fluyes más, tu consciencia de que fluir tan solo en una de ellas no es suficiente y por último tu deseo de potencializar estas dos maneras de comunicarte con el resto del mundo.

Si estas “pegado/pegada” a una manera de ser, de actuar y te funciona aparentemente, sino encuentras un beneficio a cambiar porque estas en donde quieres estar, como dice el dicho ¡deja así! Estoy segura de que volverás algún día a preguntarte al respecto, pues el progreso y el crecimiento son dinámicos y los talentos se mueven de la manera como el mundo necesita que se muevan.

Por el contrario, si te resuena saber que hay otra manera donde puedes fluir de forma mas dinámica y ágil, y entender que el mundo no es blanco ni negro, que hay que mirar los grises y saber lo que estos significan, ten presente que desarrollar la intuición si eres lógico, o la lógica si lo tuyo es la intuición, te llevará más lejos, más rápido y con una mayor sensación de placidez en el camino.


¿Para que me sirvió desarrollar mi intuición y permitir que fuera uno de los lenguajes con los que hablara en mi vida, cuando había sido siempre alguien que prefería hablar desde lo racional y desde la lógica? Para enrutarme en el camino que sigue la ruta de mi propósito con mayor dirección, firmeza y pasión; para aprender nuevas maneras de hacer nuevas cosas; para ampliar mi perspectiva de vida; para crear una consciencia diferente de cómo puedo existir en la tierra independientemente de las circunstancias; para probar; para equivocarme sin regañarme; para priorizar en que sí y en que no; para despedirme de lo que no; para prosperar y para sentirme mejor conmigo misma.


Luego de experimentarlo, lo cierto es que creo que todos tenemos esos dos “chips”. En cada uno esta usarlos o no. Si decides no hacerlo es como si teniendo dos piernas, prefieres caminar por la vida, con una sola.


Un abrazo desde el corazón



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sonríe

bottom of page