top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaria Paulina Bayona

La Vergüenza: una herida que se puede sanar

Hoy escribo sobre una de las emociones que he categorizado en mi ranking personal como de las más difíciles de sentir y también más difíciles de diluir: la vergüenza.


Lo primero que quiero que precisemos es su significado, y para eso me fui a la RAE: “Turbación del ánimo que suele encender el color del rostro, ocasionada por alguna falta cometida o por alguna acción deshonrosa y humillante propia o ajena”.


Y la razón por la que he querido que sea el tema de esta semana es porque la he venido trabajando mucho en mi formación como Terapeuta en Psico genealogía y entenderla ha contribuido a mi crecimiento personal. Y por ello, lo que he aprendido puede que te resuene a ti.


Vergüenza y Pena no es lo mismo, aunque en ocasiones las tratemos como parecidas. Sientes Pena cuando ves a una persona sufrir (Ej: Me da pena lo que te está pasando) o sientes Pena cuando hay un suceso que resulta chistoso pero fuera de lo común (Ej: que pena contigo, perdón que me ría) . La Pena como yo la entiendo, es un sentimiento transitorio y que por lo general no deja huella.


Por el contrario, la Vergüenza tiene para mí, algunas condiciones importantes para destacar:

1. A veces ni siquiera eres consciente de que la sientes ni entiendes la manera como tu comportamiento está afectado o limitado por ella.

2. Te marca dejándote una herida que, si no la trabajas, dura para siempre.

3. Tiene la particularidad de que con tus actuaciones tú la puedes hacer sentir en otra persona, otra persona te la puede hacer sentir a ti, o la que es mas especial, que tu no seas protagonista de la situación y, aun así, la sientas.

4. Es una emoción que en ocasiones viene en tu familia desde generaciones atrás y sin saber ni cómo ni porque (en la Genealogía esto si se descubre) tu sigues sufriendo sus consecuencias.


Te voy a dar algunos ejemplos de situaciones comunes que por lo general avergüenzan a quienes las viven:

- Un padre/madre alcohólico/a que no sabe comportarse socialmente y a quien prefieres “esconder” para evitar pasar por situaciones que te avergüencen

- Un hijo conocido como “ilegitimo” que quieres que nadie sepa que tienes porque afecta tu imagen o tu reputación

- La cárcel de uno de los miembros de la familia

- Perder el estatus social

- Ser testigo de situaciones injustas o violentas frente a las cuales has decidió callar.


Independientemente que estés o no de acuerdo conmigo, ten presente que detrás de la Vergüenza hay humillación, injusticia, rechazo, deslealtad y en muchos casos violencia.


La Vergüenza es algo que por lo general se carga calladamente y no merecemos que eso nos pase. Por eso he querido hablar del tema, porque si leer este corto escrito le permite a alguien evidenciar que en su corazón se alberga la Herida de la Vergüenza por algo, vale la pena que se pregunte que quiere hacer con lo que acaba de descubrir. Mi sugerencia es que lo deje salir, lo enfrente y lo resuelva para su bienestar y su desarrollo. La Vergüenza tiene el efecto secundario de que te vuelve víctima, y cuando te das cuenta de que estar en este “modo” es como ir en carro con el freno de mano puesto, te darás cuenta de que esta en tus manos cambiar la situación.


Quien ha dicho que en la vida no se puede ir ligero de equipaje.




24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sonríe

Comments


bottom of page